Éste sitio web usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestro aviso legal

  • ESP / ENG
  • +34 956 447 125    +34 649 293 273   sunshinetour@sunshinetour.net

Aclaración a la carta de la Sra. Axelsson

Aclaración a la carta de la Sra. Axelsson

Escribo estas líneas tras leer la carta de la Sra. Annika Axelsson (Anexo 1), que me ha provocado una profunda tristeza, ya que cualquier persona que haya estado en Montenmedio sabe perfectamente que tanto yo personalmente, como todo mi equipo, nos volcamos en hacer que nuestros clientes, muchos de ellos amigos, entre los que se encuentran jinetes, mozos y propietarios, se sientan como en casa. Así pues, contesto a la carta por responsabilidad y porque creo que es mi obligación como directora del Sunshine Tour, ya que la Sra. Axelsson falta a la verdad desde el principio aludiendo a datos inciertos que llevan a cuestionar nuestro trabajo. Antes que nada, es necesario conocer que ella abandonó la instalación de Montenmedio antes de que se produjera la mayoría de los acontecimientos que relata con detalle en su escrito y por eso esta respuesta no incluye mi opinión de lo sucedido, sino que aporta datos que desmienten la información proporcionada por ella.

 

Todo comenzó el día 26 de febrero, cuando me llamó nuestro veterinario de tratamiento, el Dr. Turrero, a las 20.00 horas para decirme que ha entrado el Dr. Frank van Hoek, acreditado con un jinete holandés en nuestro sistema, para reportar un caso de fiebre de un caballo. Procedimos a buscar en el ordenador a dicho caballo para saber de quién era y dónde se encontraba en los boxes, ya que la Sra. Axelsson, que es la persona responsable de la yegua durante la competición, no se puso en contacto con el OC para informarnos de su estado. En ese momento, el veterinario de tratamiento, el director deportivo y el stable manager fueron a los boxes donde se encontraba la yegua A” y, al comprobar que tenía fiebre (39,5), fue enviada a la zona de aislamiento.

 

Así pues, ese día 26 de febrero, A” fue trasladada a la zona de aislamiento, situada a 2 kilómetros del concurso, que cuenta con 250 boxes fijos disponibles. En ese momento se encontraban ahí los 17 caballos que procedían de Valencia, ninguno de ellos con síntomas de EHV-1. De los 1900 caballos en el concurso, tan sólo un caballo de una amazona española se encontraba aislado por tos y sin fiebre. No es hasta el domingo 28 de febrero cuando la FEI nos advierte de no dejar entrar a ningún otro caballo en las instalaciones, creando así el “efecto burbuja” para proteger a los caballos que ya se encuentran en la instalación.

 

Desde este día 26 de febrero hasta el día 4 de marzo la yegua A” fue tratada por nuestro equipo veterinario. La temperatura de la yegua subió a 40.5 grados durante la noche del día 26, pero remitió a las 22.00 horas a 38,4, tal y como se constata en el documento adjunto, tras suministrarle el tratamiento necesario por los servicios veterinarios de la organización, y por tanto la fiebre se estabiliza. (Anexo 2)

 

En este punto, quiero afirmar con toda rotundidad que es falso lo que manifiesta la Sra. Axelsson respecto a la falta de medios sanitarios que la Organización tenía, ya que durante el Concurso ha estado al servicio de los caballos de la competición una clínica veterinaria con todos los medios necesarios (catéteres, sondas, medicamentos, etc…) para atender cualquier necesidad. De hecho, fue incluso la Veterinary Service Manager quien proporcionó al Veterinario de la yegua A” la medicación que era necesaria mientras llegaba la que, según él, y así me confirma por teléfono la propietaria, tenía pedida a Bélgica. Se acompañan facturas del veterinario de la yegua enviadas a su propietaria para acreditar lo afirmado. (Anexo 3)

 

Según la experiencia de los veterinarios que se encuentran vigilando la evolución de A”, la yegua puede tener síntomas compatibles también con Piroplasmosis y con otras enfermedades que producen síntomas neurológicos. Pero para estar seguros del diagnóstico, y no asumir sin más que la yegua tiene EHV-1, se decide que lo mejor es hacerle los análisis de sangre para Piroplasmosis al igual que analizar los hisopos con un PCR para EHV-1. Es preciso señalar que la Sra. Axelsson en ningún momento se dirige personalmente a la veterinaria sobre este tema ni para convencerla de sacarle las muestras.

 

Al ser viernes por la noche (26 de febrero) y el lunes 1 de marzo ser fiesta en Andalucía, y con la intención de agilizar el resultado de las muestras, nos encontramos con la posibilidad de que la FEI Veterinary Delegate, habiendo acabado sus funciones en el concurso y dirigirse a Madrid en coche, organizamos para que ella se llevara las muestras de sangre para analizar la Piroplasmosis en un laboratorio y el resultado fue obtenido la misma tarde del 1 de marzo. Los hisopos con las muestras para la EHV-1 son enviados por esa misma veterinaria a un laboratorio en Zaragoza, obteniendo los resultados el día 2 de marzo, pero al no tener el pasaporte de la yegua en nuestro poder, emitieron dos resultados validados: Uno el día 2 de marzo sin número de microchip y otro el día 4 de marzo con número de microchip. Tal y como se puede ver en los documentos adjuntos (Anexo 4), los dos resultados fueron negativos. Este envío de muestras urgente fue organizado de manera completa y exclusiva por el OC y la Veterinary Service Manager, en contra de lo que afirma erróneamente la Sra. Axelsson en su comunicado.

 

El 27 de febrero, A” estuvo vigilada permanentemente y tratada por el equipo veterinario del concurso aprobado en el Avance de Programa por la Federación Ecuestre Internacional, siendo revisada la temperatura de la yegua 10 veces a lo largo del día. A partir de entonces, la pauta de visita de los veterinarios oficiales a la zona de aislamiento fue de dos veces al día: Una vez por la mañana, entre las 9.00 y las 9.30 horas, y otra por la tarde, entre las 18.00 y las 18.30 horas. Todas las personas responsables de los caballos en aislamiento son informadas y se les recomienda la toma de temperatura a todos los caballos cada dos horas. Esa tarde le subió la fiebre a A” y, tras ponerse la Sra. Axelsson en contacto con los veterinarios a las 22.30 horas, volvieron a la instalación para suministrarle el tratamiento necesario para bajarle la fiebre. Se adjunta conversación de WhatsApp en el (Anexo 5).

 

El día 28 de febrero es la veterinaria quien escribe a la señora Axelsson en dos ocasiones ya que cuando ella llega a tratar a la yegua a las 9,00, no se encuentra nadie en los boxes de A”. Tras esperar una hora para revisar a la yegua, la Sra. Axelsson dice que está saltando y que a las 11.00, después de esperar dos horas, se acercará alguien al box para ayudar a la veterinaria a tratar a la yegua, como se puede leer en el (Anexo 6).

 

El día 4 de marzo a las 7.24 horas la moza de A” envía un video de la yegua trotando en la pista de arena (Anexo 7), y a las 9.00 de la mañana la Veterinary Service Manager vuelve a tratar a la yegua con antiinflamatorios y antibióticos. Es la misma moza en un audio, que envía a la veterinaria, la que duda de los posibles síntomas neurológicos de la yegua. La veterinaria advierte algún síntoma de debilidad en los posteriores por la mañana, pero no demasiado evidentes y acuerdan que, si la yegua empeora, se notifique. Por tanto, la señora Axelsson vuelve a faltar a la verdad en su carta ya que la yegua fue observada y revisada por la Veterinary Service Manager esa mañana a las 9.00 horas, como cada mañana y no presenta fiebre (37,1) (Anexo 8).

 

Alrededor de las 13.30 horas, mientras mantengo una reunión en mi despacho con mi equipo, el Director Deportivo del Circuito Hípico del Sol, Sr. Trapote, recibe una llamada de la propietaria de A” en la que nos pide ayuda, ya que la yegua parece haber evolucionado a peor en unas horas. Me pongo inmediatamente en contacto con los veterinarios y son ellos los que confirman que la yegua comienza con síntomas neurológicos más evidentes.

 

Ese día 4 de marzo se vuelven a sacar muestras de sangre (10/10ml) a A” y se envían a otro laboratorio de la Universidad Complutense de Madrid y el resultado se obtiene al día siguiente, siendo de nuevo negativo, aunque según el laboratorio, “inconcluyente por la cantidad de sangre analizada”. Una observación que es difícil de entender, ya que esa es la cantidad de sangre analizada para cualquier muestra y además si el laboratorio considerara que no era suficiente al ser necesaria una cantidad mayor a lo habitual, lo podría haber notificado con anterioridad. Adjunto el documento con la copia de los resultados (Anexo 9).

 

Tras observar que la yegua tiene los síntomas neurológicos es el Dr. Frederik Bruyninx el que le comunica a la Veterinary Service Manager y al FEI Additional Veterinary Delegate que él es el veterinario de la propietaria de la A” y que es la persona encargada de su cuidado. La Veterinary Service Manager en ningún momento se niega a tratar a la yegua de EHV-1, ya que es ella misma la que compra en una Farmacia de Conil el medicamento necesario para tratar a la misma y es ella la que llama al veterinario encargado del brote en Valencia y le pide consejo acerca del tratamiento más eficaz para aplicarlo. Adjunto se pueden ver las facturas de compra de la medicación específica por la veterinaria (Anexo 10) que le entrega posteriormente al Dr. Bruyninx tras conversación de WhatsApp (Anexo 11).

 

Quisiera reiterar que en ningún momento la persona responsable de A” durante el concurso, que es la Sra. Axelsson, se dirige al OC, ni esa mañana ni en ningún momento anterior ni posterior a esta fecha. Al ser la dueña de A” la que se dirige a nosotros, es a ella a quien me dirijo yo para comunicarle sobre la compra de los medicamentos y el estado de la yegua, durante su estancia en nuestras instalaciones y con posterioridad a su salida. Y también es a ella a quien envío los resultados de los análisis, como se puede ver en el documento adjunto de las conversaciones con ella por WhatsApp (Anexo 12).

 

Esa misma tarde del 4 de marzo, mientras mi preocupación crece por el estado de A”, llamo al Dr. Miguel Valdés, Director del Hospital de Referencia La Equina de Manilva como parte del equipo veterinario del Circuito, para consultarle la posibilidad de trasladar a su clínica a la yegua. El Dr. Valdés me contesta que por razones sanitarias su hospital no puede aceptar a A” en sus instalaciones, pero que diseñaríamos un plan de atención inmediato para poder ofrecer cuidados UCI adaptados en la zona de aislamiento a pacientes con problemas neurológicos, tanto a A” como a cualquier otro caballo del Circuito que lo necesitara.

 

En la conversación adjunta (Anexo 13) se puede ver como el Dr. Valdés me informa y enseña con fotos el tipo de instalación que van a instalar esa misma noche en uno de los boxes de aislamiento, ya que se puso en contacto con nuestro encargado para organizarlo todo. Esa misma tarde, en un gran gesto de generosidad por su parte, el Dr. Valdés y su equipo instalan con la ayuda del personal del Circuito una grúa, un arnés y un protector de cabeza en un box de 3x6 metros. Desde el 4 de marzo a las 21:30 la UCI para caballos neurológicos estaba a disposición de cualquier caballo que lo necesitara.

 

El Dr. Valdés se pone en contacto con todas las clínicas privadas cercanas y con la Facultad de Veterinaria de Córdoba para que acogieran a A” y obtiene el compromiso de poder aceptarla en Córdoba en una semana. Por ello, desde ese 4 de marzo, la posibilidad de atender a un caballo en condiciones de UCI neurológica en el Circuito estuvo preparada.

 

Además, el Dr. Valdés examinó con el Dr. Bruyninx a A”, y ambos estuvieron de acuerdo en que su estado, ese 4 de marzo por la noche, es estable y sin signos neurológicos graves, ya que únicamente presenta una alteración leve en la locomoción del pie derecho arrastrando intermitentemente el casco. El Dr. Bruyninx le hace llegar su agradecimiento por la asistencia prestada al Dr. Valdés, quien le cede material para cateterizar la vejiga urinaria y le muestra cómo utilizarlo en caso de que presentara en un futuro parálisis vesical o síndrome de cauda equina. Algo que, afortunadamente, no fue necesario.

 

Por otro lado, el Dr. Valdés era partidario de que A” fuera trasladada al box UCI esa misma noche, pero sin embargo sus cuidadores decidieron no trasladarla. El Dr. Valdés dio instrucciones claras de que tendría que ser trasladada a ese box ante el más mínimo signo de empeoramiento y así fue aceptado por el Dr. Bruyninx. Dado que A” no experimentó un empeoramiento en su estado estable del 4 de marzo por la noche, nunca fue trasladada a la UCI.

 

Asimismo, el Dr. Valdés me adjuntó el teléfono del Dr. Bruyninx para “convencerle” de que movieran a la yegua a ese box, al menos si empeorara mínimamente.  Por eso, la Sra. Axelsson vuelve a faltar a la verdad y soy yo personalmente la que llamo al Dr. Bruyninx esa noche para insistirle en que trasladen a la yegua inmediatamente y me comunica que lo haría al día siguiente.

 

Me sorprende y produce mucha tristeza que la Sra. Axelsson da por supuesto en su carta que el box estaba preparado sin valorar el esfuerzo que eso significó para el OC y sobre todo para el equipo de veterinarios. Nosotros fuimos capaces de preparar una UCI en 4 horas, la misma instalación que por ejemplo la Universidad de Córdoba tardó en tenerla disponible 12 días.

 

Quiero puntualizar también que cuando la FEI canceló la competición el viernes 5 de marzo, se permitió el acceso al FEI Veterinarian Delegate, al FEI Veterinary Service Manager y al FEI Treating Veterinary, cargos que en el avance vienen aprobados por la misma FEI, reduciendo el número de personas que pudieran acceder al lugar, ya que en ese momento sólo había 6 caballos en la zona de aislamiento y uno de ellos (“A”) bajo la custodia de su propio veterinario. Las cuadras de aislamiento estaban controladas por una persona de seguridad que custodiaba el acceso 24 horas y el protocolo de bioseguridad con desinfección y trajes EPI fueron proporcionados por la organización. Adjunto foto del material en el (Anexo 14). Esta foto fue tomada por mí misma con el móvil por si con posterioridad alguien pudiera alegar que no contábamos con ese material, como ha sido el caso. En ese momento me acompaña el FEI Veterinary Delegate al que le pregunto que por qué se encuentra ese material en el suelo y me contesta que está ahí por orden de uno de los Additional FEI Delegate.

 

El día 6 de marzo yo accedo a los boxes de aislamiento para ver a A” y compruebo que el Dr. Bruyninx está revisando el estado de los caballos a su cargo sin la ropa necesaria para cumplir el protocolo de Bioseguridad. Y quisiera apuntar que el Dr. Frank van Hoek desde el día 26 de febrero no vuelve a hacerse cargo de A”, con lo que vuelvo a insistir en la falta de veracidad en lo escrito por la Sra. Axelsson.

 

A partir del viernes 5 de marzo por la noche es la Consejería de Agricultura quien se encarga directamente de los certificados sanitarios antes de que cada caballo abandone la instalación y es la propia Consejería el que se encarga de hacer un tercer análisis de sangre a A”, esta vez no sólo a EHV-1 sino también a West Nile. Estas muestras se toman antes de que A” abandone las instalaciones el día 6 de marzo con el consentimiento de su propietaria y de su veterinario. La yegua es transportada por dos ayudantes y el Dr. Bruyninx. También es la propia Consejería quien manda las muestras con un chófer el domingo día 7 de marzo al laboratorio oficial de Madrid (Algete). El martes 9 se reciben los resultados negativos de ambas pruebas y las envío yo misma a su propietaria, volviéndome a interesar por el estado de la yegua ese día y con posterioridad (Anexo 15). Por ello podemos confirmar que durante su estancia a A” se le hicieron tres análisis de EHV-1 en tres laboratorios distintos, uno en hisopos nasales para PCR y dos en sangre, dando los tres negativos y tanto el primero como el último con resultado concluyente. (Anexo 16)

 

Quiero hacer una especial mención a la labor de asistencia que nuestros servicios veterinarios mantuvieron con el Dr. Bruyninx y el personal de la propietaria de A” durante el transporte entre el Circuito y Bélgica. El Dr. Valdés, tan pronto recibió la llamada del Dr. Bruyninx pidiendo asistencia durante el viaje, le fue facilitando direcciones y contactos de hospitales y veterinarios durante el camino hasta Bélgica. En España tenía la propietaria a su disposición, una plaza de UCI en la Universidad Complutense de Madrid, y el Dr. Bruyninx estimó que A” estaba suficientemente estable y que podría soportar 2 días completos de viaje.

 

Para mí y para este OC el bienestar de los caballos ha sido, y siempre será, lo más importante. En estos tiempos tan convulsos hay que unirse y luchar juntos para que todo lo que ha pasado no vuelva a ocurrir. Tanto nosotros, como la FEI y todos los oficiales que la representan, hemos intentado hacer lo mejor para los caballos y el deporte, y cartas como la de la Sra. Axelsson sólo ayudan a confundir, desprestigiar y hacer daño. 

 

Finalmente, por todo cuanto antecede y entendiendo que el comunicado que la Sra. Axelsson ha publicado, por sus imprecisiones y datos completamente inciertos, ha supuesto un daño irreparable al OC que represento, el cual tiene más que probada su profesionalidad en los veintisiete años de experiencia que lo avalan, por lo que esperamos que los mismos sean rectificados en los mismos medios en que se publicó su carta.

 

Un saludo,

 

Teresa Blázquez

General Manager

Carta T. Blázquez

13/04/2021   by Sunshinetour Noticias , Notas de prensa

Te puede interesar

Clinic Luis Álvarez Cervera 2 y 3 de octubre

  SunshineTour,    17/09/2021

Avance de programa October Tour 2021/Semanas 1 & 2

  SunshineTour,    03/09/2021

Short Program Tour Octubre 2021

  SunshineTour,    14/07/2021

Flyer October Tour 2021

  SunshineTour,    03/05/2021